probióticos

DESCUBRE TODOS SUS BENEFICIOS

Numerosos estudios han demostrado que los probióticos ejercen un amplio número de funciones en el hospedador:

  • Alivian muchos trastornos digestivos comunes gracias a la capacidad de producción de antibióticos naturales de gran espectro, no perjudiciales para la salud.
  • Disminuyen la intolerancia a las alergias alimentarias mediante producción de enzimas, mejorando la digestión y absorción de nutrientes.
  • Reducen las alteraciones inflamatorias del intestino como la hinchazón y el dolor abdominal, mediante la adhesión a las células intestinales.
  • Fortalecen el sistema inmunitario mediante la inducción de una mejor respuesta inmunitaria
  • Reinstauran la flora intestinal normal tras una gastroenteritis aguda o tras el consumo de antibióticos ocupando el lugar de bacterias patógenas.
  • Reducen el colesterol.
  • Mejoran el metabolismo de nutrientes mediante la síntesis de vitaminas como la vitamina K, B2, B5, B9 y B12.
  • Promueven la actividad antitumoral y anticancerígena en el organismo.
  • Desplazan los microorganismos nocivos para la salud y evitan su proliferación.

¿Qué es un prebiótico? ¿Y un simbiótico?

Los prebióticos son componentes alimenticios no digeribles que confiere un beneficio para la salud, asociado con la modulación de la microbiota. Es decir, es un ingrediente alimentario que estimula y modula el crecimiento y la actividad de una o un número limitado de bacterias en el intestino. Un prebiótico debe ser resistente a la acidez gástrica e hidrólisis enzimática de mamíferos, ser fermentado por la microflora intestinal y estimular selectivamente el crecimiento de bacterias intestinales. Ejemplo de prebióticos son la inulina, los FOS, GOS, XOS, IMO y otros oligosacáridos no digeribles.

Los simbióticos son productos que contienen prebióticos y probióticos e implica sinergia entre los dos, aumentando los beneficios para la salud. El consumo simultáneo de probióticos y prebióticos provoca una sinergia que su capacidad de ser beneficiosos para la salud. 

Conozca todos nuestros prebióticos

Los galactooligosacáridos (GSO) son fibras solubles de origen natural presentes en la leche materna. Están formados por una mezcla de galactosa y glucosa con un tamaño comprendido entre los 3 y 8 monómeros. Estimulan el crecimiento de bacterias anaeróbicas en el colon, principalmente bifidobacterias y lactobacillus, modulando la microflora del colon. Provoca un descenso del pH en el colon y la producción de ácidos grasos de cadena corta, que inhibe el crecimiento de patógenos. Promueve la producción de nutrientes, como vitaminas (B1, B2, B6 y B12), acido nicotínico y ácido fólico. Alivio del estreñimiento debido a la acumulación de materia fecal y posibles efectos sobre la movilidad intestinal. Un aumento en la absorción de minerales diferentes, como hierro, calcio y magnesio, debido a la capacidad de unión/secuestro del GOS. Tienen efectos beneficiosos sobre el metabolismo de los carbohidratos y los lípidos, que conduce a una disminución en la concentración de colesterol, triglicéridos y fosfolípidos en la sangre, reduciendo así el riesgo de diabetes y obesidad.

Los xilooligosacáridos (XOS) son una nueva clase de prebióticos y consisten principalmente en xilobiosa, xilotriosa. Están presentes de forma natural en frutas, verduras, bambú, miel y leche y pueden producirse a partir de residuos lignocelulósicos ricos en xilano. XOS estimula selectivamente el crecimiento o la actividad de un grupo específico de bacterias, que se asocia con la mejora de la salud, la infección intestinal reducida y la supresión del cáncer de colon. [13]. XOS es utilizada preferentemente por Bifidobacterium spp, en cambio FOS estimula principalmente el crecimiento de Lactobacillus, ambos contribuyen a un entorno saludable del colon. La actividad bifidogénica de XOS produce ácido acético y ácido láctico, de forma más pronunciada que la inulina (un prebiótico comercial). Se ha demostrado su tanto actividad antioxidant, como secuestrador de radicales libres como su actividad antiinflamatoria e inmunomoduladora.

El arabinogalactano (AG) es un polisacárido presente en varias plantas estimulantes del sistema inmune como la Echinacea purpurea y la Thuja occidentalis. La naturaleza proporciona una concentración excepcionalmente alta de AG en el género de árboles Larix (Larix occidentalis y Larix laricina). Los AG son polisacáridos altamente ramificados con pesos moleculares que varían de 10.000 a 120.000 Daltons. Todos los AG aislados de Larix sp. son del tipo 3,6-beta-D-galactano y consisten en galactosa y arabinosa en una proporción de 6 a 1. Ag es un fibra soluble prebiótica, no digerible, que es activamente fermentada por la microflora intestinal beneficiosa principalmente Bifidobacteria y Lactobacillus y al mismo tiempo disminuye las presencia de Clostridia. Además de su efecto prebiótico, AG también aumenta la producción de ácidos grasos de cadena corta, disminuye la generación de amoníaco y disminuye el pH del colon, que se cree que juega un papel en la protección contra una variedad de enfermedades gastrointestinales. La fermentación de carbohidratos en ácidos grasos de cadena corta, especialmente el butirato, por la microflora intestinal ahora se reconoce como críticamente importante para la protección de la mucosa gastrointestinal y, por lo tanto, la función del intestino grueso. Además, se ha informado que los niveles altos de amoníaco son tóxicos para las células epiteliales del colon. Tanto los estudios en humanos como en animales han mostrado beneficios directos de AG en la función del sistema inmune. Específicamente, se ha demostrado que los polisacáridos AG de peso molecular bajo a medio potencian la respuesta del sistema inmune.

¿Qué es la flora intestinal? ¿A qué se debe su importancia?

La microbiota o flora intestinal es un ecosistema formada por distintas especies de microorganismos que participan en funciones vitales en un ámbito de gran biodiversidad. Se trata de una amplia comunidad que proporciona múltiples beneficios para nuestra salud, como ayudarnos a evitar las infecciones gastrointestinales o a fabricar vitaminas esenciales, por lo que es imprescindible que mantengamos su equilibrio y buen estado para asegurar una buena salud. La flora intestinal se adquiere durante el periodo neonatal y permanece más o menos estable el resto de la vida, aunque depende de diversos factores, como el uso de antibióticos, la dieta, ritmo de vida, por lo que puede variar en el tiempo. La adición de ciertas bacterias (probióticos) permite el mantenimiento de un determinado tipo de flora, aquella que es beneficiosa para nuestra salud. 

Su importancia se debe a las funciones principales que ejerce en nuestro organismo: 

Nutrición y metabolismo, que incluyen recuperación de energía, producción de vitaminas y efectos favorables sobre la absorción de calcio y hierro en el colon. 

Protección, previniendo la invasión de agentes infecciosos o el sobrecrecimiento de microorganismos patógeno (función antimicrobiana).

Desarrollo y modulación del sistema inmune.

Al cuidar su digestión, puede mejorar su estado de ánimo.

Michael Gershon, investigador de la Universidad de Columbia, en los Estados Unidos es considerado uno de los padres de Neurogastroenterología. Es el autor de “El segundo cerebro” (The Second Brain), en el cual explica cómo el cerebro intestinal interfiere en el bienestar emocional por los mensajes que éste envía al cerebro craneano. Desde la digestión podemos influir en nuestras emociones, debido a que hay una relación continua de intercambio de información entre los dos cerebros. Las bacterias constituyentes de nuestra flora intestinal condicionan incluso nuestra personalidad, por ello, es tan importante nuestra salud digestiva.

Fuentes bibliográficas

Castro, L. A., De Rovetto, M. D. (2006). Probióticos: utilidad clínica. Colombia Médica, 37, 308-314.

Cagigas, A. L, Blanco, J. (2002). Prebióticos y probióticos, una relación beneficiosa. Revista Cubana Aliment Nutr, 16(1), 63-8.

Ferrer, B., Dalmau, J. (2001). Alimentos funcionales: probióticos. Acta Pediátrica Española, 59(3), 150-155.

Guarner, F., Sanders, M. E., Eliakim, R., Fedorak, R., Gangl, A., Garisch, J., … Le Mair, A. (2017). Probiotics and prebiotics. World Gastroenterology Organisation Global Guidelines.

Guarner, F. (2007). Papel de la flora intestinal en la salud y en la enfermedad. Nutrición Hospitalaria, 22, 14-9.

Melo, V., Schettino, B., Rodríguez, J., Díaz, R., Calvo, C., Gazga, C. (2016). Chia Seeds (Salvia hispanica L) Wild Plant Rich in Nutrients. Journal of Life Sciences, 10, 221-227.

 R.D. Singh, J.Banerjee, A.Arora, Prebiotic potential of oligosaccharides: A focus on xylan derived oligosaccharides, Bioact. Carbohydrates Diet. Fibre. 5 (2015) 19-30. doi:10.1016/j.bcdf.2014.11.003.

Schrezenmeir, J., Vrese, M. (2001). Probiotics, prebiotics, and synbiotics – approaching a definition. American Society for Clinical Nutrition, 73, 361S-364S.

Virginia Melo-Ruíz1, Beatriz Schettino-Bermúdez2, Jesús Rodríguez-Diego2, Rafael Díaz-

Vieira, A. T., Teixeira, M. M., Martins, M. S. (2013). The Role of Probiotics and Prebiotics in Inducing Gut Immunity. Frontiers in Inmunology, 4.

 

Sobre nosotros

Nortem Biotechnology es una empresa líder en el sector de la biotecnología dedicada a la investigación, desarrollo, elaboración y comercialización de productos químicos y biotecnológicos de aplicación industrial y profesional. 

Últimas noticias

  • La nutrición como tratamiento
  • Bioactivación con extractos naturales
  • Súmate al estilo de vida natural
  • Refuerza tu sistema inmmune con Probio

Contacto

  • Nortem Chem S.L.
  • Pol. Ind. Salinas de Poniente. Alexander Humboldt, Nº 12.
  • El Puerto de Santa María
  • Cádiz 11500
  • Telf: (+34) 856 925 095
  • elpuerto@nortemchem.com

Nortem Chem © 2015.  All Rights Reserved. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »